Prueba del Sonar 8 de Cakewalk

Sonar8Que se llamen Cubase, Logic o Sonar, los secuenciadores estrella en el mercado de hoy en día son verdaderos bloatwares y uno se pregunta, cada vez que sale una nueva versión, ¿qué han añadido los programadores para justificar esa actualización? De hecho, en su octava versión de Sonar, Cakewalk ha privilegiado una plétora de funcionalidades en vez de desarrollar una innovación significativa.

A ese respecto, Sonar puede alardear de ser uno de los secuenciadores más completos, tanto con sus funcionalidades (V-Vocal & Audiosnap para las operaciones de transporte y de ajuste del audio, ACT para la administración de superficies de control, administración de efectos hardware externos y del side-chain…) como con los efectos (Reverb Lexicon o de convolución, franja de consola de Kjaerhus Audio…) y con los instrumentos virtuales incluidos (Dimension, Rapture, Z3TA+, etc.).

Vamos a ver en este banco de prueba lo que trae la versión 8, la cual, aparte de nuevos instrumentos y plug-ins interesantes, anuncia funcionalidades que facilitan y aceleran el trabajo.

Nuevos Instrumentos

11true_piano_350Uno de los puntos fuertes de Sonar siempre ha sido su paquete software, el cual ha aumentado una vez más en esta versión, con tres nuevos instrumentos y cuatro nuevos efectos. Empezamos con los instrumentos y la llegada del True Amber Piano, el cual es en realidad uno de los cuatro módulos del True Pianos de 4Font (un descuento de 30% está propuesto en la compra de la versión completa que normalmente cuesta 150€). Te dejo verlo por ti mismo, porque los gustos a ese respecto son tan variados y contradictorios como con los teclados maestros. Sólo tienes que saber que este instrumento es parte de los pianos virtuales más mirados. No consume muchos recursos, propone ajustes que permiten adaptar la respuesta del instrumento al tacto y al teclado utilizado. Uno dispone así de 7 variaciones del sonido (proximidad, ambiente, estudio…) y de una reverb que se puede desactivar. Se tiene que reconocer que fue una buena idea haber integrado uno de los instrumentos clave de los compositores.

Beatscape

12beatscape_350A los aficionados al bricolaje sonoro y a la música basada en bucles les seducirá Beatscape, un nuevo instrumento que permite reproducir bucles, mezclarlos de nuevo y modificar su sonido. Se articula alrededor de 16 celdas (o pads) en las cuales se puede colocar uno de los cientos de bucles incluidos (con una paleta de estilos muy amplia, incluso fuera del electro), o cualquier bucle o muestra en formato WAV, REX o RX2. Cada celda dispone de ajustes para la reproducción (sincronización, bucle, velocidad, etc.), el transporte, la afinación de fin, el swing, el panorama, el volumen y tres inserts de efectos.

Cuando se carga un bucle, se visualiza su forma de onda en una ventana “slice edit”, dividida en franjas según sus transitorias. Los separadores se pueden editar, por supuesto (desplazamiento, eliminación, adición), mientras las franjas se pueden invertir con un simple arrastrar/soltar. Podemos precisar que todas están afectadas a una tecla del teclado. Cada celda tiene su canal MIDI, lo que permite tocar los slices de todas las celdas cambiando simplemente el número del canal, 16 teclas del teclado quedan afectadas a la activación y la interrupción de celdas completas.

En resumen se puede :

  • Activar bucles completos de celdas
  • Modificar bucles con la función arrastrar/soltar
  • Tocar en MIDI una secuencia de slices que componen cada bucle (se puede utilizar el Piano Roll clásico o el secuenciador por paso integrado desde la versión 7 y mejorado en esta).

13beatscape_courbes_350Pero aún no es todo, porque BeatScape integra un secuenciador por paso. Se parece a lo que uno puede encontrar en los conjuntos de Reaktor o en Rapture, permite secuenciar variaciones del volumen, panorama y pitch, además de la frecuencia de recorte y la resonancia del filtro para cada slice incluido en un bucle. Uno dispone de comandos que van de copiar/pegar a la inversión o la aleatorización de los pasos. Precisamos que si hay una sola ventana, cada parámetro se puede editar por separado. Vemos que todo está hecho para triturar sus bucles y divertirse durante horas.

Pequeño defecto, no he encontrado la forma de grabar la automatización en ese secuenciador de modulaciones, es una pena porque modificarlo en tiempo real es bastante rápido y permite lograr buenos resultados sonoros. Sin embargo, todo el resto se puede automatizar.

Se puede decir entonces que Beatscape es un instrumento excelente. Fácil de manejar y aprender, permite divertirse en vivo y crear rápidamente canciones, bases de canciones o remixes.

Dimension Pro

21dimensionpro_350Acabamos con una novedad, la cual no lo es totalmente porque, si Sonar se entregaba con Dimension LE, es ahora la versión Pro (completa) del programa que está propuesta aquí. Este muestreador-sintetizador merecería su propio banco de prueba, pero para resumir, nota que Dimension Pro permite generar sonidos a partir de muestras, de tablas de ondas o de modelos físicos (síntesis por guías de ondas). Las fuentes están tratadas con un módulo DSP (con low-fi, filtro y drive), un ecualizador de 3 bandas paramétricas, un módulo de efecto y curvas de modulación. Hasta 20 generadores de envolvente, 20 osciladores de frecuencias bajas y 20 generadores de seguimiento del teclado se pueden afectar a varios parámetros. Y todo eso para cada uno de los cuatro programas, Dimension Pro contiene cuatro módulos idénticos independientes que se mezclan entre ellos, eventualmente con efectos. Con tal arsenal, la paleta sonora del instrumento sí es amplia y se extiende aún más, con muestras de instrumentos reales hasta sonidos sintetizados de todos estilos (incluso capas y sonidos evolutivos o “auto-secuenciados”). Además, Dimension Pro se entrega con un banco de sonidos enorme, con 1500 parches y 8Go de muestras. En esta última, uno encontrará, entre otros, el famoso Garritan Pocket Orchestra, la biblioteca Hollywood Edge Sound FX, o los pianos eléctricos Vintage Keys del creador de los módulos E-Mu Proteus 2000… Y la actualización a la versión 8.3 incluye una colección de sonidos más grande con muestras de sintetizadores vintage (SH-101, TB-303 y VP-330 de Roland, además de Arp Odyssey, Moog Minimoog y Sequential Circuits Prophet5). Uno tiene 6 a 8 sonidos por cada uno de sus sinte y suenan muy bien : la energía está presente, además de graves ricos típicos de estas máquinas analógicas.

Para darte cuenta de todo lo que ofrece este programa, te invito a escuchar las demostraciones sonoras en esta página. Preciso para terminar, que Dimension Pro tiene un manejo y una curva de aprendizaje bastante sencillos y que podrás crear tus sonidos con una gran facilidad. No se trata literalmente de una novedad, pero a uno le encantará la integración de una herramienta tan potente a su secuenciador… Recuerda que Dimension Pro solo cuesta no menos de 310€.

Ahora uno se puede preguntar si todavía son útiles programas como DropZone, Cyclone, RXP o SFZ… vista la presencia de programas mucho más potentes como Dimension Pro o Beatscape. Pero conservar esos instrumentos asegura una compatibilidad ascendente con los antiguos proyectos (en la misma línea, la instalación todavía propone los viejos plug-ins de efectos, obsoletos desde mucho tiempo). Además, si pueden tener enfoques o funciones similares, muy a menudo funcionan de forma más o menos distinta. Así, se puede utilizar y modificar un bucle Rex tanto en Beatscape como en RXP. Pero cuando Beatscape está pensado para trabajar con bucles múltiples, RXP sólo carga uno. En cambio, se podrá tocar con el teclado tanto slices del bucle como el bucle entero, transportado o no según la nota tocada (hasta más o menos una octava), lo que no permite Beatscape, el cual define la altura de la nota como un parámetro. Además, a veces es más interesante cargar un plug-in más ligero cuando no se necesitan las funciones de un plug-in más “pesado”. Preserva los recursos y la disposición en la pantalla (las ventanas son más pequeñas).

En cuanto a los instrumentos virtuales, las novedades de Sonar 8 Producer son un verdadero éxito. Hasta los que ya poseen Dimension Pro deberían de actualizar para poder disfrutar de Beatscape.

Vamos a ver ahora que, en lo que va de los efectos, Cakewalk también ha hecho un buen trabajo.

Efectos

Empezamos con el tema ya conocido de Guitar Rig 3 LE de Native Instruments. No creo que haga falta presentar este famosísimo conjunto para guitarras y bajos que comporta simulaciones de pedales de efectos y de amplificadores. Se trata aquí de la versión LE (Light). Ofrece 3 amplificadores (Twan Reverb, Lead 800 y Bass Pro) con 12 bafles, 11 efectos, un afinador, un metrónomo y una cincuentena de presets. Si uno está lejos de tener toda la plétora que ofrece la versión completa (a la cual se puede actualizar con un descuento de 50€ aproximadamente), esta versión LE ya permite hacer muchas cosas. Por supuesto se trabajará en pistas de guitarra para la cual ha sido diseñado, pero Guitar Rig también es muy interesante con otras fuentes.

31ts64_transientshapper_350Ahora que hablamos de otras fuentes, vamos a ver la parte rítmica, con el TS-64 Transient Shaper. Se trata de un procesador de transitorias, a la manera del Transient Designer inventado por SPL. Puedes ver este vídeo para saber de qué se trata. También puedes escuchar las partes realizadas en un bucle de batería (dry, bucle de presets). Como lo puedes escuchar, el TS-64 Transient Shaper permite hacer muchas cosas, tanto para trabajar la dinámica de una pista percusiva con sutilidad, como para efectos especiales más violentos, incluso en otras fuentes que percusiones (como en esta rítmica con un buzuki, primero seca, luego con el TS activado). El TS-64 ofrece numerosos ajustes que van más allá del ataque y del release. Se puede configurar el peso, es decir el cuerpo o el sostenido con un ajuste del timbre más en los graves o en los agudos. Igual con el release que dispone del mismo tipo de ajuste. Te invito a escuchar todo eso en este ejemplo sonoro. Toma nota que el TS-64 funciona con una fase lineal : no modifica la fase de la señal tratada. Haz clic aquí para escuchar las posibilidades del TransientShaper.

32tl64_tubeleveler_350Otro plug-in que se junta a la colección de los “64” de fase lineal (que ya incluía un ecualizador y un compresor) es el TL64 Tube Leveler. Se trata de un simulador de preampli de tubos. Vamos a estar claros : el TL64 no hará sonar una toma acústica realizada con material de transistores como si fuese con material de tubos (micro o preampli). Porque otros elementos, fuera de esta famosa “calidez” (traída por una ligera distorsión y armónicos), se toman en cuenta para lograr el sonido “de válvulas”. Pero permite añadir a las pistas una amplitud que recuerda la que puede lograr un circuito de válvulas. Y donde su uso es particularmente pertinente (como lo sugiere Cakewalk en el manual), es con fuentes digitales donde añade una densidad y una ligera distorsión muy musical que recuerdan el sonido analógico. Lo que demuestra su calidad, es que, aun con ajustes extremos, conserva su musicalidad.

Ejemplos a partir de la prueba del preampli Audient Mico : voz seca, voz con el TL64 Tube Leveler y como testigo, voz con el circuito HMX del Mico, el cual simula también un circuito de válvulas.

33channel_tool_350La última adición es el Channel Tools. Verdadera navaja suiza de la estéreo, permite modificar el gain, el panorama y el retraso de cada canal de una pista estéreo independientemente. Servirá tanto para aumenta o reducir la amplitud del campo estéreo de una pista como para corregir los problemas de fase que resultan de la ubicación de los micrófonos, o a ajustar pistas con precisión. Por último, permite descodificar grabaciones M/S (Mid-Side), es una herramienta práctica y completa.

Es una pena, sin embargo, que Cakewalk no haya integrado un visualizador del campo estéreo y de la fase. Además, dispone, desde la versión 7, de herramientas orientadas a la masterización (los compresores y ecualizadores “64” de fase lineal). Recordamos también la existencia de un analizador de espectro capaz de generar envolventes de automatización a partir de la señal analizada (cuatro curvas que corresponden a cuatro bandas de frecuencias).

34boost11_350Acabamos aquí con las novedades en esta versión 8 en cuanto a los instrumentos y plug-ins. Sabiendo que integra también muchos otros ya presentes en las versiones anteriores. Entre ellos, señalamos que el plug-in de insert de hardware externo ha sido mejorado, en particular con una mejor sincronización cuando se utiliza en conjunto con otros plug-ins que requieren una gestión de la compensación del retraso. Ahora se pueden usar varios en un proyecto.

Hablaremos a continuación de algunas novedades relativas a las funcionalidades del programa.

Nuevas funciones y mejoras

Son muchas y no se hará una lista completa aquí. Consulta las noticias de AudioFanzine y la lista de actualizaciones (v8.0.1, v8.0.2, v8.3) para obtener una lista exhaustiva.

Empezamos con algunos detalles que son funciones que los usuarios de Cubase querían tener en Sonar. Así, las pistas MIDI disponen de un piloto que señala cualquier actividad MIDI en la pista y de un vúmetro que muestra la velocidad de las notas tocadas (como un vúmetro audio). También se puede cuantizar el MIDI durante la grabación. Personalmente no he entendido cuál es el interés de tal función porque se puede ajustar una cuantización en los parámetros de la pista (no es destructivo) o aplicar una cuantización como tratamiento a un clip o a una selección.

Lo que no es un detalle, es la llegada de una “pista de instrumento” que agrupa a una misma pista, el instrumento virtual y su pista MIDI. Cuando se fija el sinte, datos audio aparecen en la pista en vez de datos MIDI. En cualquier momento, se pueden separar de nuevo la pista MIDI y la pista de audio, y volver a fusionarlas con dos clics. Desafortunadamente, para los que, como yo, aprecian trabajar en varias pistas MIDI con un mismo instrumento, esta nueva pista no puede contener múltiples pistas MIDI. Pero el interés de tener una pista de instrumento es, en particular, porque aligera mucho el proyecto, que sea para la visualización de las pistas como en la consola. Trae mucha comodidad.

41explorateur_boucles_350El explorador de bucles también ha sido mejorado. La nueva versión es bastante bien hecha : se parece al explorador de Windows con una columna adicional en la cual se puede elegir el instrumento virtual con el cual uno quiere pre-escuchar un archivo MIDI seleccionado. También se puede seleccionar el bus de pre-escucha. Sin embargo, no dispone de gestión de los presets como su primo o en Native Instruments. Fuese una buena evolución, tanto como una gestión sencilla de los directorios favoritos.

El transporte también trae mejoras, con la adición de un botón Pause, cuya utilidad queda un misterio para mí, porque el botón Play ya cumple la función play/pause. También tiene dos botones Avanzar Rápido y Rebobinar (nunca había notado su ausencia antes, trabajo desde mucho tiempo con superficies de control que los integraban), y una barra de posición que permite, moviendo el cursor, desplazarse muy rápido en el proyecto. Es muy práctico, pero es una pena que el cursor sea un poco pequeño. Por último, un botón permite escuchar únicamente las pistas seleccionadas. Muy conveniente también, pero vamos a ver ahora las novedades más importantes…

42microscope_350Primero, se puede afectar salidas de pistas o de bus a salidas físicas mono en vez de pares estéreo. Cuando uno elige una salida, puede simplemente seleccionar izquierda, derecha o estéreo. Una función muy útil para los que, por ejemplo, usan sumadores analógicos o mezcladoras hardware, y también para usar efectos hardware con entradas mono.

También hay muchas mejoras en cuanto a la administración de los bypass. Antes ya se podía bypasar individualmente cada efecto o todo el rack de efectos de una pista, de un clip o de un bus. Ahora se puede bypasar, con un clic, todos los racks similares (por ejemplos todos los racks de clips) o, con una combinación de teclas, la totalidad de los efectos. Y mejor aun, se puede bypasar la compensación del retraso de los plug-ins : eso permite cancelar la compensación de retraso cuando se usan escuchas de entrada. Es particularmente útil con las grabaciones audio si los plug-ins utilizados generan un retraso audible. Esta cancelación de la compensación sólo funciona durante la escucha : los datos audio siguen sincro, por supuesto.

Esta función quizá no parezca importante, pero es muy eficaz para los que graban en proyectos que utilizan plug-ins con una generación importante de retraso (como las reverberaciones de convolución) y permite ahorrar mucho tiempo durante las sesiones de grabación.

Funciones prácticas

Sonar siempre ha evolucionado hacia una mejor ergonomía y productividad. Esa última versión no es una excepción. Las “pequeñas” mejoras son innumerables, lo que le da al programa una mayor fluidez y más eficiencia. Eso mejora de forma significativa el confort en el trabajo, como durante la edición, parte del trabajo que es seguramente la menos agradable, hasta la más penosa.

En cuanto a la edición, esa versión 8 trae funciones interesantes, empezando con la mejora del magnetismo : tiene ahora dos ajustes diferentes claramente identificados : uno para la vista “pistas” y uno para la vista “piano roll”, lo que es un ahorro de tiempo.

También se puede combinar el tiempo musical (compás, blanca, negra…) y el tiempo absoluto (milisegundos, muestra, imagen), o ajustar el magnetismo a marcadores (eventos, clips o transitorias), incluso si se encuentran en otras pistas. Por supuesto, uno conserve el ajuste tradicional a los puntos cero de la forma de onda, lo que evita, a la diferencia de lo que es necesario en otros secuenciadores, deber añadir sistemáticamente fundidos al principio y al final de los clips, aun durante sus recortes. Además, la edición está facilitada por los grupos de clips. Con esa nueva función, durante una grabación simultánea de pista múltiples, Sonar puede agrupar automáticamente los clips generados. Eso permite editar todos los clips de una toma juntos, actuando en un solo clip del grupo (cada toma puede entonces formar un grupo) y más aún cuando las diferentes pistas se acumulan en las capas de pistas.

51groupe_de_clips_350Se pueden crear grupos a mano. Es fácil quitar o añadir clips a un grupo o ignorar temporalmente el grupo (para editar únicamente un clip). Y cuando se dividen clips que son partes de un grupo, el programa puede crear automáticamente nuevos grupos a partir de los clips partidos.

En lo que va de la grabación, ahora se puede armar pistas para la reproducción o la grabación. ¿A quién no le ha pasado esto? Lanzas la reproducción de la canción para que el músico se anime. Te preparas a activar la grabación un poco antes de que empiece (no mucho antes para no grabar silencio inútilmente), y es cuando te das cuenta de que se te ha olvidado armar la o las pistas. Antes, se tenía que parar la reproducción (o la grabación). Ahora puedes armar la pista sin tener que parar todo. Eso también es útil para realizar punchs en diferentes puntos de un proyecto : activas la grabación, pero sólo armas las pistas cuando tienes que grabar algo. Esa función cubre más posibilidades que la función habitual punch-in punch-out que se limita a un solo intervalo de tiempo.

Después de la grabación, la mezcla, y aquí las funciones de solo también han evolucionado. Aparte del parámetro “ignorar el solo” que permite que una pista siempre sea audible, aun si otras pistas estén en solo, existe ahora un modo solo con atenuación. Así, cuando se pasa una pista a solo, las otras están atenuadas (valor ajustable) en vez de estar totalmente silenciadas. A la inversa, el solo exclusivo permite escuchar una sola pista, aun si varias pistas están en modo solo.

Otra función sencilla pero que resulta ser valiosa : Sonar advierte si una salida no está afectada correctamente. Por ejemplo, si se manda un auxiliar a un bus que luego se elimine.

Optimización del programa

Cakewalk ha comunicado mucho a ese respecto, y ha anunciado que Sonar 8 había recibido una importante optimización, en particular para explotar los procesadores multicores. La marca anuncia un aumento del rendimiento importante. Compruebo dos cosas distintas. La primera es la percepción de un aumento de la estabilidad y la fluidez cuando trabajo. Un poco como cuando uno pasa de un sistema operativo muy cargado a un sistema recién instalado.

He realizado una prueba con un mismo proyecto en la versión 7 y la versión 8. En la versión 7, he llenado al máximo el proyecto, ya muy cargado de pistas, instrumentos virtuales, efectos y buses, añadiendo instrumentos y efectos en cadena hasta que casi aparecieran crujidos sonoros (prueba con una latencia de 3ms en 16bit/44.1kHz como para todo el resto del banco de prueba). Y he vuelto a abrir ese mismo proyecto en la versión 8. Las impresiones de pantalla del nivel del CPU no muestran una diferencia significativa. Se nota un aumento importante del acceso al disco con 30% para Sonar 8, contra 39% para la versión 7. ¡Pues sí es algo! Pero en cuanto al CPU, aparte de no llegar casi al máximo… no es tan evidente. Tampoco se puede considerar como un verdadero punto de referencia, y fuera del tema de las cifras, el programa parece estar más rápido, estable y proporcionar buenas prestaciones.

61cpu_s762cpu_s8

También se verifica en Vista 64bit, en el cual Sonar soporta ahora los pilotos WASAPI, la nueva norma para el audio en Vista (SP1) y los próximos sistemas operativos de Microsoft. Ofrece la ventaja de soportar múltiples periféricos de audio con una latencia baja, aun con interfaces audio que no disponen de pilotos ASIO. Sonar funciona con el modo “exclusivo” del WASAPI, él que más se adapta al audio porque le otorga prioridad de los recursos.

Sin embargo, Rewire todavía no está en 64bit. Aparentemente no depende de Cakewalk sino de Propellerhead (y Steinberg), los cuales son los propietarios de la tecnología Rewire. Más vale que los aficionados a Reason sigan trabajando en versiones 32bits.

Funcionalidades vídeo

Sonar parece muy adaptado a los que hacen o quieren montar sonido en imágenes. Se puede importar, y también exportar proyectos vídeo a muchos formatos, incluso QuickTime 7 y H.624. También se puede exportar a un periférico DV FireWire. Recordamos que Sonar soporta numerosos formatos surround y dispone de plug-ins surround como la reverberación de convolución o su compresor multibandas.

No todo es un camino de rosa

Esta versión 8 también tiene algunos defectos de los cuales se puede quejar.

Se esperaban algunas funciones, como una pista de tempo y de compás como anunciada en Cubase 5. También fuese bienvenida una pista de marcadores que se pudiera añadir a gusto a un proyecto o por lo menos, una solución para añadir marcadores a cada pista, por ejemplo para preparar la edición.

Y Sobre todo, se esperaba una evolución del Session Drummer 2, el baterista virtual presente desde la versión anterior. Si es suficiente para tener rápidamente una base rítmica y desarrollar una idea o realizar demostraciones, es bastante limitado, por lo menos en cuanto a las baterías acústicas, para realizar una producción final del nivel de un álbum. Es cierto que será exagerado pedir a un plug-in incluido a un secuenciador proporcionar el mismo resultado que productos independientes dedicados, pero Cakewalk no ha mal acostumbrado. Sin embargo, es un placer ver nuevos kits que provienen de las míticas cajas de ritmos Roland TR, de LinnDrum y de Drumtraks de Sequencial Circuit. Y eso bancos (cada una pesa varios cientos de Mo) suenan muy bien. Pero las baterías acústicas siguen limitadas. ¿Podemos contar con un mejor SD2 en la próxima versión?

Por último, la función “Live Bounce” anunciada en esta versión 8 no satisface la demanda de los usuarios. Permite grabar salidas de efectos e instrumentos virtuales en tiempo real (como se puede hacer con el plug-in TapeIt). ¿De qué sirve? Por ejemplo, para grabar manipulaciones en funciones no automatizables o para utilizar algunas interfaces de plug-ins poco conformes con la manipulación con superficies de control (los usuarios de Reaktor saben de qué estoy hablando). Pero para eso, se tuviera que poder tocar la superficie de control del plug-in o del sinte durante el “bounce” en tiempo real, y no es el caso (el ratón no funciona durante el bounce, o se fija). ¿Qué paso entonces? ¿Fue un error de comprensión por parte de los usuarios o un error de comunicación de Cakewalk? De todos modos, muchos usuarios esperan esta funcionalidad.

Conclusion

Si está nueva versión de Sonar no contiene evoluciones asombrosas como fue el caso con la llegada del V-Vocal o el audiosnap en las versiones anteriores, es sorprendente ver el número de mejoras y las funciones añadidas, la mayoría muy valiosas. Y en este banco de prueba estamos lejos de tratarlas todas. A los profesionales les encantarán algunas de estas funcionalidades, otras facilitan la vida a los novatos, como el asistente de inserción de bus muy pedagógico y que ayudará a los que no están acostumbrados a mezclar con bus.

Al final, una multitud de novedades permiten realizar cosas inaccesibles antes o más complejas, y se puede acoger al editor por lograrlo y aumentar el rendimiento, la rapidez y la estabilidad del programa en el mismo tiempo.

Y si se añade la excelente colección de instrumentos y efectos incluidos, y los bancos de sonidos y bucles completos y variados, uno puede pensar que el precio de Sonar 8 está ampliamente justificado.

Con ello, un novato tendrá todas las herramientas necesarias para lograr creaciones, grabaciones y mezclas avanzadas. Un amateur exigente o un profesional verá su trabajo facilitado y aprovechará más posibilidades.

Sonar les gustará también a los que trabajan el sonido en imagen y en multicanales. Además, sus grandes posibilidades de importación/exportación (incluso el OMF2) permitirán transferir fácilmente proyectos a usuarios de otros programas profesionales.

+ Paquete de instrumentos y efectos de gran calidad

+ Beatscape lúdico, completo y creativo

+ Casi todo está al alcance para poder trabajar

+ Numerosas funcionalidades prácticas, hasta necesarias

+ Mayor fluidez y rendimiento

+ Transient Shaper conveniente y eficaz en muchas fuentes

La licencia completa del codificador de MP3 se debe comprar (19€). Es mezquino.

No soporta el monitoreo como en Cubase

Live Bounce accesorio

Session Drummer 2 limitado para las baterías acústicas

No hay una gestión global de los presets

Autor : Will Zégal

Deja un comentario

Archivado bajo Bancos de Pruebas, Informática musical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s